Patrimonio

 

Ermita de Santa Marina o "Santamañe" como se conoce popularmente. Su construcción se remonta a la cuarta o quinta década del siglo XVI, como lo demuestran el arco de la entrada y el coro. Lo que más llama la atención es su torre-campanil de tres pisos. Dicha torre fue construí­da por el carpintero Domingo Gandiaga en 1.639. El contenido mueble de esta ermita fue retirado y, posteriormente, vendido. Merecen destacar asimismo: la iglesia de San Pedro y, en el término municipal de Etxebarria, el molino de Urrosolo y hórreo de Ibarguen.

Más información sobre Santamañe: bizkaia.net